Comó dar más vida a las baterías de LI-Ion

TECNOLOGIA DE VANGUARDIA

La tecnología nos trae continuamente avances para nuestro mejor bienestar y economía. Desde hace unos años la tecnología de Litio en los acumuladores de batería se ha adaptado al uso diario de herramientas eléctricas, consiguiendo un ahorro de tiempo y dinero importante para el profesional de todos los sectores.

La tendencia de investigación y desarrollo nos impulsa a usar cada día baterías con mayor capacidad y potencia, con el objetivo de realizar prácticamente cualquier trabajo con un rendimiento lo más parecido a trabajar con herramientas con cable. En los próximos años no será raro ver profesionales de la jardinería trabajando con máquinas silenciosas y sin emisión de humos por usar un sistema de acumulador de baterías en lugar del ruidoso motor de gasolina, o podremos aspirar con rendimiento profesional sin necesidad de grandes extensiones de cable.

EL ACUMULADOR DE BATERÍAS

Todo nace en las celdas o también llamadas baterías, que son iguales en composición y forma a las tradicionales “pilas” que todos conocemos. Las herramientas sin cable usan un acumulador de baterías o también denominado pack de baterías, aunque popularmente en todos los casos la llamamos “batería”. El acumulador se compone de una serie de celdas soldadas entre sí, para conseguir el voltaje y la capacidad solicitada. La celda más común existente para herramientas sin cable tiene 3,6 Voltios (voltaje nominal) y 4 Voltios (voltaje máximo) y según aumente su tamaño, más capacidad tiene, siendo actualmente muy comunes las celdas de 1,2,  1.5 y 2.0 Amperios-hora. Lo más común es conseguir aumentar la capacidad configurando packs de baterías en paralelo.

CONSTRUYENDO UNA BATERÍA

Nuestra batería (acumulador de baterías) se construye según nuestra demanda. Si queremos hacer un trabajo ligero como montar un mueble con tornillos pequeños, precisaremos de un atornillador pequeño, con motor pequeño, un motor de 6 a 12 Voltios será suficiente, por lo que podemos unir 2 baterías (celdas) de 3,6 V y ya tenemos una sola batería de 7,2 V.

También podríamos unir 3 baterías = 3 x 3,6 V = 10,8 V, una tecnología actual muy usada, o si multiplicáramos por el voltaje máximo de cada batería que es 4 V = 3 x 4 V = 12 Voltios. Otra tecnología muy común, pero que como podemos observar no es diferente a la de 10,8 V, sino que es otra forma de calcularlo. Si el trabajo exige altos esfuerzos, como perforar en hormigón, necesitaremos motores más potentes, o sea de mayor voltaje, por lo que usaremos más celdas para construir un pack de baterías más grande.

Composición de la batería Würth 18 V 4.0 Ah.
2 packs de 5 baterías de 3,6 V y 2.0 Ah, soldadas en paralelo suman 4.0 Ah.

VIDA DE LA BATERÍA LI-ION

Las pruebas en laboratorio en condiciones óptimas de temperatura y vibración determinan que la batería puede realizar un nivel determinado de ciclos de carga-descarga hasta el fin de actividad de los compuestos químicos de la batería. Pero nuestra experiencia con esta tecnología en el inmenso y variado campo del uso de herramientas sin cable por un profesional, nos demuestra que no es posible alcanzar los mismos resultados que en laboratorio, pero que lo más común es conseguir una vida de aprox. 700 ciclos carga-descarga. Por ejemplo, si se carga y agota completamente la batería una vez cada día, en un régimen laboral normal podría durarnos más de tres años.

¿TÁNTO DURA UNA BATERÍA DE LI-ION?

Es cierto que una batería de LI-Ion puede durarnos mucho tiempo incluso trabajando con ella a diario, pero también deberemos considerar que habrá factores que pueden reducir su rendimiento y vida total, como son: temperatura, vibración, almacenaje, utilización, recarga, … A continuación podremos aprender una serie de recomendaciones a tener en cuenta para no restar vida a nuestra batería:

1.- No recargar hasta que lo indique el equipo: No hay problemas serios de efecto memoria, pero evitaremos someter la batería al stress de carga que provoca el efecto de “pasivación” en su químico.

2.- Mantener una temperatura adecuada: Evitar expresamente su exposición a temperaturas extremas (Ej. Interior de un vehículo en verano o en lugares bajo cero en invierno). La batería de Li-Ion está preparada para trabajar en temperaturas bajo cero y también muy altas, e incluyen un chip de control para evitar que pueda haber deterioros serios y peligrosos en su interior. Sin embargo, usar la batería con sobrecalentamiento provoca el exceso de desgaste en la misma, restando ciclos de carga a su vida.

3.- Almacenar con carga entre el 40 y 75 % si no se va a usar: Importante cumplir con esta consideración si no vamos a usar durante largo tiempo la batería, aunque no es recomendable porque es esta situación podría durar solo unos 24 meses hasta finalizar su actividad química. Controlar la carga periódicamente para recargar en los límites recomendados si es necesario. Menos o más carga puede suponer el deterioro acelerado de la batería.

4.- Mantener los contactos bien limpios: Batería, cargador y máquina deben hacer un contacto firme y sin residuos, que permitan el mejor paso de la corriente y eviten el sobrecalentamiento eléctrico.

5.- Cargar siempre con el cargador correspondiente y con batería enfriada: Usar medios de carga ajenos podría suponer un resultado inesperado y peligroso, incluso alcanzando el umbral de explosión.

En todo caso, la batería Li-Ion alcanzará siempre su final de vida de manera instantánea, sin darnos indicios de falta de potencia o rendimiento. Llegado ese momento, se debe proceder a la entrega de la batería al vendedor o Autoservicio Würth, donde procederán al cumplimiento de la normativa de residuos vigente y se puede adquirir una batería nueva de igual o mejores prestaciones.

Productos Relacionados

BATERÍA 28V 3,0 AH LI-ON
Referencia: 0700 957 730